viernes, 3 de diciembre de 2010

lunes, 22 de noviembre de 2010

Esto no es un Circo

  

Mira, esos niños que dan vueltas
juegan con nuestros cariños
nuestras ganas, nuestros dichos
nuestras faltas, nuestros miedos
para ellos caramelos son las penas


que dejamos    algún día escurrirse
empapar las cicatrices
florecer entre las flores
dejar dormir los colores
para ellos sólo un juego es nuestro juego.


Malabares y zancos y pelucas y narices rojas.

Pelotitas y saltos y canciones y tiras de colores.
Malabares y zancos
y pelucas y narices rojas.

Pelotitas
y saltos
y canciones
tiras de colores.



   

lunes, 25 de octubre de 2010

   


Yo no sé si soy poeta.
De verdad; no sé qué soy.
La poesía me visita
se comparte conmigo en estos días
y no siempre la escribo.
A veces
tan sólo la contemplo en silencio
o le dejo poseerme, inundarme
o le susurro quizá palabras.


Se me parece tanto
que si tuviera que decir qué soy
hoy diría
con el alma recostada al corazón:
soy poesía.
 
20-12-2007
Termas del Daymán, Salto


  

lunes, 13 de septiembre de 2010

¿Quién te condena?

  
Las personas rara vez decimos lo que queremos decir. Normalmente hablamos y también actuamos según patrones que se grabaron en el pasado en nuestra memoria. No deberíamos juzgar a nadie por nada que digan o hagan o de alguna manera expresen en forma egoísta. No deberíamos condenarlos ni siquiera mentalmente. Si supieran lo que hacen realmente no lo harían. Tampoco nosotros condenaríamos a nadie ni con el más mínimo pensamiento si fuéramos realmente concientes de lo que estamos haciendo. Vivimos la mayor parte de nuestras vidas comportándonos como diabólicos fantasmas; como imágenes repetidas del pasado.

  

martes, 7 de septiembre de 2010

Evolución

  


Si el Universo en todas sus manifestaciones tiene un centro donde reside toda la energía; una singularidad que se expresa y se retroalimenta. Y si la energía del Universo se acrecienta cuando algo externo se suma a su campo o cuando algo de la propia singularidad, su centro, que es a la vez portal de todo el universo y es el universo en potencia, se expresa por demás de lo que se venía expresando entonces hay dos caminos para evolucionar: absorber energía de afuera o expandir energía desde dentro haciendo que se exprese.
Pero si todo el universo es cada partícula, cada ser, entonces el flujo no es tal sino aparente. Lo único que cambia es el estado de la energía que es al mismo momento un cambio de estado de espacio-tiempo. Entonces no hay evolución. Sólo hay una percepción evolutiva; una percepción de flujo de energía-espacio-tiempo.

  
 

Unidad

 

 

Todo lo que existe es cada unidad de todo lo que existe. Cada unidad del todo es el todo en un espacio-tiempo-materia diferente.
La conciencia total de la totalidad viaja dentro de sí misma y se observa e interactúa consigo misma en diversos estados. Estos diversos estados de conciencia se manifiestan como seres individuales.
¿No es por lo menos interesante que usemos la palabra unidad tanto para designar a una parte como a un grupo de partes?
Yo diría que es de las pocas bellezas que tenemos aún en el lenguaje común.



   

jueves, 26 de agosto de 2010

Coherencia con Conciencia

 

Una manera de traer conciencia a nuestra vida es trayéndole coherencia. Es una manera muy simple pero puede tener sus dificultades ya que a medida que nos comprometemos en la tarea de expresar coherencia entre nuestras acciones y nuestra forma de pensar y nuestros sentimientos nos encontramos con obstáculos de todo tipo.
Pueden ser obstáculos que tienen que ver con la cultura de la sociedad en que vivimos, pueden ser obstáculos que surgen de la relación con las personas más allegadas a nuestra vida, obstáculos por nuestras condiciones físicas, o por nuestras condiciones mentales, obstáculos incluso que pueden tener que ver con factores geográficos o climáticos, obstáculos por nuestras costumbres arraigadas, obstáculos por el tipo de educación que tuvimos en distintas etapas de la vida, pueden surgir obstáculos en relación a las responsabilidades que hemos asumido respecto a una persona o a un grupo de personas, a una ideología, a una religión, a la sociedad, a la naturaleza.

Siempre que queramos realmente poner nuestras acciones en coherencia con nuestras ideas y nuestros sentimientos sobrevendrán estas trabas desde un lugar u otro. Entonces comienza una importantísima tarea que es la de encontrar el “cómo” vivir esa coherencia anhelada. Y ese “cómo” va a depender de las circunstancias y del temperamento de cada ser. Podría devenir en soluciones más violentas o menos violentas o pacíficas. Sea como sea en algunos casos se afectarán de manera inmediata no sólo las circunstancias de la persona sino también las circunstancias de un grupo de personas, de una familia, de una sociedad, de un país, una región o hasta del mundo entero pero en otros casos las circunstancias no cambiarán inmediatamente. En algunas oportunidades los cambios serán significativos en el proceso aún afectando mínimamente las circunstancias inmediatas y en otras oportunidades no serán tan significativos aunque se afecten en gran medida las circunstancias inmediatas.

La búsqueda de coherencia implica una investigación de nuestras circunstancias y una investigación así requiere atención. Así es como descubrimos cuáles son las incoherencias que hay entre nuestras acciones y nuestra forma de pensar y nuestros sentimientos. Así es que podemos comenzar a descubrir cómo vivir más coherentemente. Cuando la investigación se hace más comprometida la atención es más necesaria; se hace necesario observar los detalles de las circunstancias para que la coherencia gane en calidad.

No solamente ganamos conciencia al tornarnos más coherentes y actuar en consecuencia sino que en todo el proceso que describimos antes ya nos vamos haciendo más concientes de nosotros mismos y de la vida en su totalidad en los grados en que cada ser tenga la capacidad de acceder. La meta no debería ser la coherencia en sí misma sino crecer en conciencia. Si no tenemos esto como meta última entonces corremos el riesgo de quedarnos estancados a mitad de camino limitándonos a una búsqueda superficial; a las acciones externas; a todo aquello que vivimos a través de nuestros sentidos externos (lo que vemos, lo que oímos, lo que olemos, lo que gustamos, lo que tocamos) o creyendo en algún momento que ya hemos alcanzado una coherencia suficiente como para no seguir avanzando concientemente en el proceso. Pero mientras tengamos una mente con la cual pensar este proceso no termina.

  

lunes, 9 de agosto de 2010

Engendros

  
¿Cuándo los engendré?
¿O son vampiros
que habitan las oscuras cavernas
del espíritu?
Entidades cancerígenas
que mi mente imagina
como a un ejército de diablos
para proteger su trono
su reinado impuro y asesino
todas sus bocas y sus ojos
sus penes y vaginas exitadas
sus uñas como garras amenazantes
sus aromas placenteros
y sus aromas repugnantes.

¿Cuándo los engendré?
Ni hoy ni ahora
jamás en el presente
son hijos del pasado y del futuro
son engendros del miedo y del deseo
están aquí, los he creado
están y no les temo
están y no me engañan.

Pero cuando les temo
cuando me engañan y me llevan a su reino
les dejo caer mi sangre en sus hocicos
y se alimentan
y viven de mi vida
aunque están muertos
aunque jamás nacieron.

Y cuando los observo
sin miedo ni deseo
no soportan mi luz
gritan y patalean
surgen más violentos
y su batalla se vuelve contra ellos
agonizando
me devuelven la vida
aunque están muertos
aunque jamás nacieron.

  

lunes, 2 de agosto de 2010

Un destino inevitable

  

Estamos destinados, inevitablemente, a fundirnos en el Amor de Dios. ¿Para qué poner límites a este destino inevitable? Ahora mismo podemos sentir cómo todo nuestro ser se siente impulsado a Amar.

   

sábado, 31 de julio de 2010

Puzzle Imaginario


   
     
Brotan ante mí, desde mí
surgen, suceden
toman forma y se esfuman.

Vuelven a brotar
a veces nuevos a veces se repiten
componen las escenas.

Vuelven a jugar
tomamos parte del juego
somos el juego y los que juegan

Vuelven a brotar
los contemplamos
tomamos parte del silencio
somos el silencio.

Y vuelven a brotar
ante mí, desde mí
me muestran el camino.

¿Qué camino? ¿Hacia dónde?

Somos el camino
y los que andan
el punto de partida y de llegada
el silencio
el juego
la danza.

Vuelven a brotar
toman forma y se esfuman
surgen, suceden
y se esfuman.

 

Abundancia

¿Cómo puedo pedirte algo?
¿Qué puedo pedirte
que ya no me hayas dado?
¿Cómo puede faltarme algo?
Todo el universo está en mi pecho
y late fuerte
como si un abrazo
de fuego me abrasara.

viernes, 23 de julio de 2010

Iluminación

   
Si la Iluminación es una Gracia, ¿para qué habríamos de buscar? ¿Por qué no renunciar simplemente a la búsqueda?

¡Trata de renunciar a ello! (Risas.) Tú no pediste convertirte en buscador. La búsqueda comenzó. De modo que  no puedes renunciar a ella. ¡Tu no la empezaste, de modo que no puedes renunciar a ella! Es como tener una relación sexual con un gorila de trescientos kilos...: no puedes darlo por acabado mientras el gorila no lo da por acabado. (Risas.)

del libro Aceptación de Lo Que Es, de Wayne Liquorman

jueves, 24 de junio de 2010

sábado, 12 de junio de 2010

...

  
Acaso existe algo tan desconcertante como la noche oscura?
Acaso algo tan inhóspito?
Todos los seres somos un ser.
Pero el conocimiento de ello es repugnante;
saberlo... eso sí debe ser el Paraíso.